Nutrición

¿Hay que ser vegetariano o vegano para ser yogi?

Muchos seguro que os habéis preguntado esto alguna vez, os dejo un texto de Xuan Lan que aparece en su libro Yoga y bienestar, donde lo explica muy bien:

“¡Si decides cambiar tu dieta, que sea por voluntad propia, ya sea por gusto, por convicciones o por valores, pero que no se te imponga! El camino hacia TU bienestar lo decides TÚ, nadie te conoce mejor que tú mismo y, por lo tanto, nadie sabe lo que resulta más conveniente para ti.”

Dicho esto (que es muy importante), si que hay cada vez más estudios que dicen que reducir o evitar el consumo de carne es beneficioso para nuestra salud y también para el medio ambiente. Os dejamos algunos docus de netflix por si os interesa el tema, no queremos convenceros de nada pero sí que si os apetece que os informéis.

“What the health”, Habla de la relación entre nuestra salud y la alimentación. También hace una gran crítica a la industria farmacéutica y alimentaria, pero lo realmente importante de este documental es el mensaje de que en mayor medida somos responsables de nuestra salud.

“The game changers”, Varios deportistas de élite hablan sobre su cambio de dieta al veganismo y algo que nos preocupa a todos cuando pensamos en dejar de comer carne o pescado, ¿qué pasa con las proteínas?

“Cowspiracy”, Lo vimos hace tiempo y recuerdo que tenía algunas partes duras. Pero muestra algo que pasa un poco desapercibido (o no para algunos) y es que no es sostenible para el planeta que sigamos consumiendo carne a este nivel.

Para encontrar la dieta que mejor se adapte a ti puedes optar por distintos grados, no hace falta hacerse vegano de un día para otro. Puedes eliminar solo la carne y seguir comiendo algo de pescado, puedes eliminar todo alimento animal pero comer lacteos, huevos y miel, o sólo lacteos; o igual si que decides eliminar de tu cocina todo lo que contenga origen animal, todo está bien.

Volviendo a la filosofía del yoga, el Hatha Yoga Pradipika, un texto clásico del yoga del siglo XV, incluye lácteos, queso, mantequilla y ghee (mantequilla clarificada), pero no huevos. Este régimen también se apoya en la cultura vegetariana de la India y en el concepto filosófico de Ahimsa (primer yama) que significa “no violencia”, con la intención de no consumir alimentos que dañen a los animales.

Desde nuestra experiencia personal, Albert y yo empezamos a ser vegetarianos durante mi training de profe en Bali, básicamente porque casi todos mis compañeros eran vegetarianos y allí había muchos restaurantes con opciones vegetarianas, era muy fácil. Estuvimos dos años sin comer carne ni pescado, ahora mismo si que comemos pescado y muy poco de carne. Hay dos aspectos importantes para realizar el cambio desde nuestro punto de vista, uno que tienes que aprender a hacer recetas nuevas que es algo guay pero lleva tiempo, porque si pretendes comer lo mismo que antes pero quitando ingredientes pues no te va a saber bien y además te van a faltar nutrientes. Y la segunda es la presión social, menos mal que cada vez hay más gente que es vegetariana!!! pero aún así tu familia y amigos te van a preguntar: “¿Y de esto puedes comer?”, “¿Y de esto?”, “Ahhh… y no comes de eso pero este postre si, no?”…. Patience! (que es la ciencia de la paz) y piensa que tampoco tienes por qué dar explicaciones a todo el mundo.

En el siguiente post os dejamos las hamburguesas que solemos cenar los domingos, son de brócoli y zanahoria y están muy ricas! Ya hemos hecho la prueba con algunos amigos omnívoros que han venido a cenar y les han gustado 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario